Planta un arbol y ayuda a la tierra.

Una encina genera el oxígeno que consumen diez personas. Un automóvil consume en una hora el mismo oxígeno que 800 personas en un día. O, lo que es igual, un automóvil consume en una hora el oxígeno que 200 encinas tardan un día en producir.
A lo largo del tiempo los árboles pueden eliminar de la atmósfera grandes cantidades de dióxido de carbono (el gas principal del efecto invernadero). Esto significa que plantar un árbol es una manera eficaz de luchar contra el calentamiento de la atmósfera y es más fácil de lo que puedes suponer.
. Hace 10.000 años los bosques ocupaban más de 6.000 millones de hectáreas de la Tierra. Hoy los bosques apenas ocupan 4.000 millones.
. Entre 1950 y 1980 la superficie ocupada por los bosques disminuyó un 25% aproximadamente.
. En algunos lugares, la desforestación se lleva a cabo a una velocidad vertiginosa. En California, los árboles urbanos mueren o son eliminados cuatro veces más rápidamente que son reemplazados. Cada año destruyen 11 millones de hectáreas de selva tropical; algunos países como Nigeria, que eran grandes exportadores de madera, son ahora importadores.
. La interdependencia entre los árboles, la fauna y la vida humana no puede ser más fundamental. Necesitamos oxígeno y producimos dióxido de carbono; los árboles y otras plantas necesitan CO2 y producen oxígeno. Una pérdida importante de bosques afecta directamente otras formas de vida a través de la atmósfera.
. Al consumir CO2, los árboles mitigan el efecto invernadero. Cada árbol maduro consume, por término medio, 6 kilogramos de dióxido de carbono al año.
. Cuando los árboles de un bosque mueren de manera natural y los talan de manera responsable, para ser reemplazados por otros árboles, no hay una pérdida neta de oxígeno en el ambiente. Pero cuando se tala o quema un bosque, se pierde la mayor parte del oxígeno.
. Así, los bosques que eliminan comporta un 25% de las emisiones globales de CO2.
. Al dar sombra y refrescar debido al agua que retienen y evaporan, los árboles también afectan la temperatura local, y los urbanos incluso más que los rurales. Los grupos de árboles urbanos refrescan el aire hasta 10 grados y reducen la demanda de energía para el aire acondicionado del lo al 50%.

1 comentario:

CORAZÓN VERDE dijo...

Creo que hay pocos árboles, recurdo una vez en que vi muchos niños y cada uno de ellos plantaba su pequeño arbolito, creo que eso se tenía que repetir más seguido, te deseo un feliz fin de semana