Todo sobre el horno solar. Parte 2

  DISEÑO Y PROPORCIONES

A. TAMAÑO DE LA CAJA.
Una cocina solar debe clasificarse según el tamaño tomando en consideración los
siguientes factores
- El tamaño debe permitir la mayor cantidad de comida que se cocina normalmente.
- Si la caja necesita trasladarse a menudo, no debe ser tan grande como para dificultar esta tarea.
- El diseño de la caja debe adaptarse a los productos de cocina de que se dispone, o que se usan normalmente.

B. EL AREA DE ACUMULACION SOLAR EN RELACIÓN AL VOLUMEN DE LA CAJA.
Siendo todo igual, cuanto más grande sea el área de acumulación solar de la caja en relación al área de pérdida de calor de la misma, tanto más alta será la temperatura de cocción.
Dadas dos cajas que tengan áreas de acumulación solar de igual tamaño y proporción, aquella de menor profundidad será más caliente porque tiene menos área de pérdida de calor.


C. PROPORCION DE LA COCINA SOLAR
Una cocina solar puesta de cara al sol de mediodía debe ser más larga en la dimensión este/oeste para hacer un mejor uso del reflector sobre un periodo de cocción de varias horas. Mientras el sol viaja a través del cielo, esta configuración da como resultado una temperatura de cocción más constante. Con cocinas cuadradas o aquellas cuya dimensión más larga sea la norte/sur, un porcentaje mayor de luz solar se reflejará por la mañana temprano y por la tarde desde el reflector al suelo, perdiendo la caja área de acumulación.

D. REFLECTOR.
Se emplean uno o más reflectores para hacer rebotar luz adicional dentro de la caja solar a fin de aumentar la temperatura de cocción. Este componente es opcional en climas ecuatoriales pero incrementa el resultado de cocción en regiones templadas del mundo.

3. UTILIZACION DE LA COCINA SOLAR
Lo hermoso de las cocinas solares, entre otras cosas, es su facilidad de utilización. Para cocinar al mediodía en una latitud de 20o N - 20o S, las cocinas sin reflector necesitan reposicionarse un poco para encararlo al sol mientras ‚éste se mueve a través del cielo.
La caja se pone de cara al sol que está alto en el cielo durante una buena parte del día.
Las cajas con reflectores deben ponerse hacia el sol de la mañana o de la tarde para hacer que cocine esos momentos del día.
Las cocinas solares que se usan con reflectores en zonas templadas funcionan con temperaturas más altas si la caja se reposiciona para encararla al sol cada una o dos horas. Este ajuste de posición hace que sea menos necesario que la dimensión este/oeste de la caja se incremente en relación a la dimensión norte/sur.

4. FACTORES CULTURALES
Además de los aspectos técnicos del diseño de la cocina solar, que destacan en primer lugar, también juegan un papel principal en transferir a la cocina solar una tecnología que funcione con éxito, factores que incluyen la cultura, una tecnología adecuada, así como aspectos estéticos.

Las cajas solares más anchas captan más radiación solar del este y del oeste
A través de los siglos, la energía del sol ha sido utilizada de numerosas maneras. Con la cocina solar, como con otras iniciativas, algunos diseños abordan mejor el cometido que otros. La tecnología que se diseña para realizar eficazmente una tarea dada como encontrar ciertos usos de la energía, medioambientales, sociales, culturales y/o de estándares estéticos, se mencionan como "tecnología adecuada".


Desafortunadamente, el campo de la cocina solar tiene una parte de mecanismos en los que faltan estas bases técnicas y criterios sociales. Por ejemplo, las cocinas parabólicas pueden cocinar comida, pero comparada con el enfoque de la cocina solar son más difíciles de construir, necesitan materiales especializados y reenfocarse constantemente, puede quemar la comida y no son probablemente tan aceptadas en la mayor parte de los contextos sociales y culturales. De hecho, a causa de una buena publicidad de los defectos de estos mecanismos en algunos proyectos de desarrollo de los años 60, muchos aun creen que la cocina solar no es factible.
Lo mejor del diseño de una cocina solar dada es que encuentre criterios de tecnología apropiada, y lo más adecuado es aprovechar esto para usarlo. Una tecnología apropiada de bajo coste es simplemente excavar un hoyo poco profundo en el suelo, aislar la parte de abajo con hierba seca u hojas, poner la comida o el agua en un recipiente oscuro, y colocar cristal sobre la parte de arriba. En la otra esquina de la escala tecnológica de alto coste, los mismos principios solares pueden usarse con una construcción estándar y con materiales aislantes, y con vidrios de alto rendimiento y baja emisividad, que integren arquitectónicamente una cocina solar en el lado sur de una cocina actual. La puerta de la cocina solar puede estar en el muro, a una altura
conveniente cerca del microondas.
Las cocinas solares de cajas de cartón pueden ser apropiadas para muchas culturas, porque los materiales son generalmente asequibles y baratos. Pero las desventajas del cartón incluyen susceptibilidades por la barrera de humedad y la carencia de durabilidad comparado con otros materiales.
La estética es normalmente importante. Las culturas que tienen como normales, las formas redondeadas pueden rechazar el concepto global de cocina solar a causa de que la caja es cuadrada. Y ciertos estratos sociales pueden rechazar el cartón como un material "barato" para usarlo.
Es importante que los principios básicos del diseño solar no sean rechazados a causa de errores de modelos solares particulares o métodos de tecnología transferidos.
Ciertamente una de las ventajas de que las personas diseñen sus propias cocinas
solares es que aplicarán los principios solares usando sus propios materiales y su
sentido de la estética. Las personas que construyen sus casas y mobiliarios de madera o bambú, generalmente incluyen estos materiales en su diseño de cocina. Una decoración exterior de cajas solares utilizando diversas pinturas y texturas también ayuda a integrar las cocinas en una cultura dada. Hay muchas formas que pueden comprender la función solar.
Hay otros variados factores que afectarán al diseño de las cocinas solares: la
localización de la cocina solar y de la actividad de la cocina, el que la cocina sea fija o portátil, la hora del día que se usa y la importancia del cocinar como una actividad social.
El proyecto de la cocina solar en el Himalaya indio, pagado por el Proyecto IndoAlemán Dhauladhar, es una aplicación afortunada de los principios de la cocina solar que necesita una cultura particular: La cocina fija se construye de tierra y ladrillos y se coloca doble vidrio. La cocina con el interior de estaño-aluminio se fabrica de contenedores de aceite o ghee usado. Cascarillas de cáscara de arroz proporcionan aislamiento alrededor de la cocina, con el estaño.
Los materiales proceden de la economía de mercado ( cristal, pintura negra, clavos), de la economía local (mano de obra, madera), y de economía de subsistencia no monetaria (adobes, bambú, tejidos). Utilizando materiales y técnicas sencillos es fácil preparar a los constructores y ayudar a la gente a mantener sus cocinas.
Los participantes en el Proyecto Dhauladhar, gracias a la adaptación de los conceptos de la cocina solar a las necesidades y costumbres locales, demostraron un proceso de transferencia de tecnología eficaz.
Aunque además del ámbito de esta discusión de los principios de diseño, merecen
apuntarse otros factores críticos a la implantación con éxito a largo plazo de la cocina solar.
Para conseguir el éxito de la transferencia de la tecnología de la cocina solar de una cultura a otra, es necesario un puente duradero y perdurable. Ios individuos de las dos culturas forman ese puente. Las personas de la cultura donde se implanta deben tener un alto grado de sensibilidad cultural y realizar el compromiso en un momento dado. El éxito es más probable si los individuos de la cultura transferida son líderes de sus propias comunidades. Cuanto mejor trabajen estos individuos juntos, esto jugará un papel importante en el éxito o el fracaso del proceso. La comunidad es, por definición, una red de actividades interconectadas. Para que la cocina solar se convierta en una parte de la cultura local, debe ser considerada en el contexto de las actividades de la comunidad, tales como economía local, trabajo, cuidado de la salud, actividades sociales, recursos energéticos, deforestación, educación, infraestructura técnica y otros.
La cocina solar ya ha sido probada en una amplia variedad de culturas. Pero sólo
hemos arañado la superficie. Aún tenemos que darnos cuenta de los beneficios
potencialmente espectaculares de este recurso en temas como el hambre mundial, salud y deforestación.

No hay comentarios: