Reflectores solares planos.

Los reflectores planos, son simplemente planos de material reflectante con los que se modifica la dirección de los rayos solares hacia una zona (área) determinada (figura 5). La concentración de la radiación se dará cuando varios de estos reflectores dirijan los rayos solares a una misma zona.
Al igual que con parábolas y conos, el área de captación es la proyección del reflector en un plano perpendicular a los rayos solares.

La forma de utilizar cualquiera de estos reflectores para cocinar, es colocando el recipiente de cocción en el punto, área o línea de concentración. El recipiente debe ser de un material que absorba la radiación (color negro mate preferentemente) y lo transfiera rápidamente a los alimentos que se encuentren en su interior (recipientes metálicos).
La relación que existe entre la energía solar que se refleja en un material, en comparación a la cantidad total de energía solar que ha incidido sobre él, se define como el porcentaje de reflexión. En el mercado se encuentra varios materiales reflexivos que han sido probados en diferentes cocinas solares 6 muchos de ellos alcanzan porcentajes de reflexión superiores al 90 o 95%.

No hay comentarios: