Horno solar casero, muy facil de hacer.

En este modelo, la tapa es formada directamente de la caja exterior.
  1. Coge una caja grande y córtala por la mitad como se muestra en la Figura 1. Deja la tapa a un lado. La otra hará de base.
  2. Pliega un trozo de cartón extra para que haga de revestimiento del interior de la parte de la base.
  3. Utiliza la tapa como se ve en la Figura 3 para marcar una línea por los lados del revestimiento.
  4. Corta por las líneas previamente marcadas, dejándote cuatro salientes (ver Figura 4).
  5. Pega papel de aluminio en la parte interior del revestimiento y en el fondo de la caja de la base.
  6. Pon una caja más pequeña (interior), en la obertura formada por el revestimiento hasta que las lengüetas de la caja pequeña encuadre perfectamente con el revestimiento. Pon unas cuantas bolas de papel de periódico entre las cajas para mejor soporte..

  7. Marca la parte inferior de las lengüetas usando el revestimiento como guía.
  8. Dobla las lengüetas por la marca y mételas en el espacio que hay entre la caja de la base y el revestimiento.(ver Figura 6)
  9. Dobla los salientes y mételos debajo de las lengüetas para tapar los cuatro agujeros.

  10. Ahora pega todas las partes tal y como están.
  11. Conforme vaya secando el pegamento, forra la parte interior de la caja interior con papel de aluminio.

  1. Mide la longitud de las paredes para poder calcular por donde debes recortar la tapa (ver Figura 7). Sólo debes recortar tres lados, ya que el cuarto hará de "bisagra".
  2. Pega el plástico o el cristal por debajo de la tapa. Si vas a utilizar vidrio, pon tiras de cartón extra (haciendo como un sándwich cartón-vidrio-cartón). Deja secar
  3. Tuerce los cabos de un trozo de alambre como se muestra en la Figura 7 e insértala en el cartón (siendo este ondulado, se puede meter entre las curvas) del reflector y el de la tapa.
  4. Pinta la lámina de metal (o cartón) de negro y ponla en el fondo del horno. 
Para mejorar la eficiencia:
    1. Pega tiras finas de cartón debajo de la lámina de metal (o cartón) para así, elevarla del fondo un poco.
    2. Corta el reflector y cámbialo por uno que sea mayor o igual que la tapa entera. Esto hace que se refleje más luz.
    3. Gira el horno y abre las lengüetas de la base de la caja. Coloca un trozo de cartón forrado de papel de aluminio para que divida en dos el espacio entre las cajas. La parte forrada debe mirar hacia dentro. (En este modelo, la tapa es formada directamente de la caja exterior.
    Para la base:

    1. Coge una caja grande y córtala por la mitad como se muestra en la Figura 1. Deja la tapa a un lado. La otra hará de base.
    2. Pliega un trozo de cartón extra para que haga de revestimiento del interior de la parte de la base.
    3. Utiliza la tapa como se ve en la Figura 3 para marcar una línea por los lados del revestimiento.
    4. Corta por las líneas previamente marcadas, dejándote cuatro salientes (ver Figura 4).
    5. Pega papel de aluminio en la parte interior del revestimiento y en el fondo de la caja de la base.
    6. Pon una caja más pequeña (interior), en la obertura formada por el revestimiento hasta que las lengüetas de la caja pequeña encuadre perfectamente con el revestimiento. Pon unas cuantas bolas de papel de periódico entre las cajas para mejor soporte..

    7. Marca la parte inferior de las lengüetas usando el revestimiento como guía.
    8. Dobla las lengüetas por la marca y mételas en el espacio que hay entre la caja de la base y el revestimiento.(ver Figura 6)
    9. Dobla los salientes y mételos debajo de las lengüetas para tapar los cuatro agujeros.

    10. Ahora pega todas las partes tal y como están.
    11. Conforme vaya secando el pegamento, forra la parte interior de la caja interior con papel de aluminio.
    1. Mide la longitud de las paredes para poder calcular por donde debes recortar la tapa (ver Figura 7). Sólo debes recortar tres lados, ya que el cuarto hará de "bisagra".
    2. Pega el plástico o el cristal por debajo de la tapa. Si vas a utilizar vidrio, pon tiras de cartón extra (haciendo como un sándwich cartón-vidrio-cartón). Deja secar
    3. Tuerce los cabos de un trozo de alambre como se muestra en la Figura 7 e insértala en el cartón (siendo este ondulado, se puede meter entre las curvas) del reflector y el de la tapa.
    4. Pinta la lámina de metal (o cartón) de negro y ponla en el fondo del horno
    Eficiencia:
    1. Pega tiras finas de cartón debajo de la lámina de metal (o cartón) para así, elevarla del fondo un poco.
    2. Corta el reflector y cámbialo por uno que sea mayor o igual que la tapa entera. Esto hace que se refleje más luz.
    3. Gira el horno y abre las lengüetas de la base de la caja. Coloca un trozo de cartón forrado de papel de aluminio para que divida en dos el espacio entre las cajas. La parte forrada debe mirar hacia dentro. (En este modelo, la tapa es formada directamente de la caja exterior.
    4. Coge una caja grande y córtala por la mitad como se muestra en la Figura 1. Deja la tapa a un lado. La otra hará de base.
    5. Pliega un trozo de cartón extra para que haga de revestimiento del interior de la parte de la base.
    6. Utiliza la tapa como se ve en la Figura 3 para marcar una línea por los lados del revestimiento.
    7. Corta por las líneas previamente marcadas, dejándote cuatro salientes (ver Figura 4).
    8. Pega papel de aluminio en la parte interior del revestimiento y en el fondo de la caja de la base.
    9. Pon una caja más pequeña (interior), en la obertura formada por el revestimiento hasta que las lengüetas de la caja pequeña encuadre perfectamente con el revestimiento. Pon unas cuantas bolas de papel de periódico entre las cajas para mejor soporte..

    10. Marca la parte inferior de las lengüetas usando el revestimiento como guía.
    11. Dobla las lengüetas por la marca y mételas en el espacio que hay entre la caja de la base y el revestimiento.(ver Figura 6)
    12. Dobla los salientes y mételos debajo de las lengüetas para tapar los cuatro agujeros.

    13. Ahora pega todas las partes tal y como están.
    14. Conforme vaya secando el pegamento, forra la parte interior de la caja interior con papel de aluminio. 
    Tapa:
      1. Mide la longitud de las paredes para poder calcular por donde debes recortar la tapa (ver Figura 7). Sólo debes recortar tres lados, ya que el cuarto hará de "bisagra".
      2. Pega el plástico o el cristal por debajo de la tapa. Si vas a utilizar vidrio, pon tiras de cartón extra (haciendo como un sándwich cartón-vidrio-cartón). Deja secar
      3. Tuerce los cabos de un trozo de alambre como se muestra en la Figura 7 e insértala en el cartón (siendo este ondulado, se puede meter entre las curvas) del reflector y el de la tapa.
      4. Pinta la lámina de metal (o cartón) de negro y ponla en el fondo del horno. 
      5. Alcanza hasta 150º centigrados.
      1. Pega tiras finas de cartón debajo de la lámina de metal (o cartón) para así, elevarla del fondo un poco.
      2. Corta el reflector y cámbialo por uno que sea mayor o igual que la tapa entera. Esto hace que se refleje más luz.
      3. Gira el horno y abre las lengüetas de la base de la caja. Coloca un trozo de cartón forrado de papel de aluminio para que divida en dos el espacio entre las cajas. La parte forrada debe mirar hacia dentro. (solarcoocking.org)

        votar

        1 comentarios:

        Max dijo...

        Muy bueno el proyecto.
        Aqui les dejo un sitio que ofrecen un curso GRATIS de fabricación de cocinas y hornos solares. Altamente recomendable, es muy bueno:
        horno solar casero

        Design by Blogger Templates